El Triángulo de las Bermudas

2 Escrito por - Mayo 4, 2014 - Teorias

triangulo

Conocido también como Triángulo del Diablo y Limbo de los Perdidos, es un lugar en el que se han producido numerosas desapariciones aparentemente inexplicables de barcos y aviones. Así mismo, se han producido numerosos reportes de ovnis e incluso hay quienes creen que el lugar puede ser una puerta dimensional.

Varias explicaciones se han sugerido para dar cuenta del misterio, pasando por abducciones extraterrestres o artefactos de la desaparecida Atlántida hasta otras con base científica como la teoría de las burbujas de metano.

No obstante, a pesar de que casi todos los casos puedan ser científicamente explicables en la actualidad, existen algunos relatos que podrían catalogarse como misterios indescifrables que mantienen viva la leyenda del también llamado “Triángulo del Diablo”.

¿Dónde está el Triángulo de las Bermudas?

El Triángulo de las Bermudas es un área del Atlántico situada entre tres puntos geográficos importantes: las islas Bermudas, Puerto Rico y Fort Lauderdale (Florida). Mide aproximadamente 1,1 millones de km² y es la resultante de unir dichos puntos geográficos a través de líneas imaginarias.

¿Cuáles son los orígenes del mito?

tornado

La primera persona en hacer una mención documentada fue E.V.W. Jones, un periodista de la Associated Press, quien en 1951 habló de lo que para él eran “misteriosas” desapariciones de barcos en una zona de las Bahamas a la que bautizó como “Triángulo del Diablo”. Luego (1952), George Sand reafirmó —en la revista esotérica “Destino”— la cuestión de las desapariciones y planteó una forma para la zona al hablar de un triángulo cuyos vértices se situaban en Florida, Bermudas y Puerto Rico. No obstante, el inventor del término fue el escritor sensacionalista Vincent Gaddis, quien en la pulp magazine Argosy habló de las desapariciones en un artículo (publicado en 1964) titulado “El Mortal Triángulo de las Bermudas”. Así mismo, dentro del libro Invisible Horizons: True Mysteries of the Sea (publicado en 1965), Gaddis incluyó un capítulo titulado “El Mortal Triángulo de las Bermudas”: de allí que en general sea a él que se le considere el creador del afamado ‹‹triángulo››. No fue sin embargo Gaddis quien llegó a convertir el asunto en un mito sino Charles Berlitz, escritor de ciencia ficción que en 1974 escribió el best seller “El Triángulo de las Bermudas”, un libro que vendió alrededor de 20 millones de ejemplares y en el cual recopiló casos de desapariciones (a veces manipulados y mal presentados) y copió bastante texto de Gaddis.

 

ALGUNAS TEORIAS

Algunas explicaciones al misterio del Triángulo de las Bermudas rozan la ciencia ficción y aunque explican casi en su totalidad los casos de desapariciones pertenecen más al campo de las leyendas que a la investigación.

Un salto en el espacio-tiempo

 

03

Hay quienes dicen que en el Triángulo podría haber un agujero de gusano, una singularidad en el tejido espacio-temporal en virtud de la cual los barcos y aviones desaparecidos podrían haber sido transportados a otro universo.

 

 

OVNIS y Alienígenas

Se ha sugerido que el Triángulo podría estar funcionando como una estación de extraterrestres en la cual gente, barcos y aviones desaparecidos serían secuestrados con el fin de ser estudiados o quizá (al menos en ciertos casos) con el fin de ser salvados de un holocausto.

Monstruos Marinos

04

Una de las teorías más fantasiosas es aquella según la cual monstruos marinos (tipo El Kraken…) serían los responsables de tanto barco hundido.

Rayos de la Muerte de la Atlántida

Esta teoría fue en gran parte catapultada por el psíquico Edgar Cayce (1877-1945), el cual fue un gran defensor de la existencia de la Atlántida y decía poseer capacidades premonitorias y de comunicación con los muertos; entre ellos, algunos que según él se identificaron como reencarnaciones de los antiguos atlantes.

Dicho lo anterior, Cayce creía que los atlantes poseían una tecnología que, entre otras cosas, incluía unos poderosos “cristales de fuego” que eran usados para obtener energía. Cayce decía que el uso de esos cristales se salió de control y terminó siendo la causa del hundimiento de la Atlántida, hasta ahora siguen activos aunque de forma intermitente y en menor grado: así, los campos de energía emitidos por dichos cristales interferirían con el funcionamiento de barcos y aviones.

¿Cuál es tu teoría preferida?
Coméntanos!
Más información